Al Origen

 

Quisiera empezar este blog explicándote de que va a ir, como decía “Al inicio” mis pasiones son los Animales, las Leyes Biológicas y el Yoga y llevo más de dos décadas dedicándome a ello para animales humanos o no, pasando consulta e impartiendo cursos.

Sobre todo me gustaría dejar claro que todo esto no es más que ir al origen, al que he llamado Planeta Giana (ya explicare porque) pero al origen de qué?… te preguntaras.

Al origen es volver a nuestro estado natural, a esa conexión con la naturaleza, pero no desde el punto de ir al campo (como se cree) sino de ser parte de ella, es más, ser naturaleza, que es lo que realmente somos.

Desde que el humano, que también es animal, solo que de otra especie, perdió esa conexión y se creyó superior, todo ha ido de mal en peor…

Los antiguos, indios, griegos, etc… tenían generalmente una conexión profunda con los animales y plantas, muchos dioses se representaban como animales, era obvio que para ellos también tenían alma, pero, cuando empezó a cambiar esto?

Todo empezó con el desprecio del cristianismo y del islamismo, la degradación de los animales (no humanos) y plantas a objetos puramente comerciales que se podían utilizar y vender como simples cosas por puro placer, y eso rompió toda conexión y comunicación con ellos y nuestra verdadera naturaleza, y las tremendas consecuencias que esto ha creado.

Muchas personas creen que los animales no sufren porque no tienen alma, nada más fuera de la realidad, ellos sufren y sienten, y la manera de confirmarlo es con el lenguaje en común que tenemos con ellos: la lengua biológica interespecies de nuestro cerebro.

Durante años he tenido a muchos pacientes animales, y puedo asegurar que todos han vivido conflictos y choks igual que los humanos, con sus consecuentes patologías, y eso demuestra que ellos sienten y sufren como nosotros, solo hay una diferencia, y es que ellos todo lo que viven es real, sin embargo, los humanos muchas veces sufrimos por cosas que solo están en nuestra mente.

En los últimos tiempos está muy de moda la “etología”, pero esta se queda bastante corta, pues se dedica al estudio del instinto y de modos de comportamiento, mientras no reconozcamos que ellos, los animales, tienen sus propios conflictos como nosotros, sus memorias ancestrales de supervivencia desde el punto biológico, que sienten miedo, angustia, estrés, perdidas de hijos, separaciones, etc, y sobre todo que tienen alma, no recuperaremos lo más importante que tenemos…

Hablare de muchos temas, pero todos están interrelacionados con volver a recuperar nuestra verdadera naturaleza y los beneficios que eso conlleva, de los animales como terapeutas, del poder de curación de nuestro cuerpo (si entendemos y respetamos las leyes biológicas), de lo que sentimos y vivimos, de los programas que llevamos, y de muchas cosas más, un camino de autoconocimiento y sabiduría.

Bienvenid@s a Planeta Giana…

La vuelta a casa.